símbolos en atención primaria (7): la sonrisa

“… una cita libre del día le permitía acudir a la consulta a última hora de la mañana. El motivo era compartir su visita en el hospital. Fue nuestro primer encuentro y comenzó haciendo un resumen del porqué de la derivación para acabar con sus percepciones del encuentro. Éstas se centraban en un interrogatorio de preguntas predominantemente dicotómicas-y-unidireccionales, mezcladas con la falta de tiempo para poder compartir frases que hilaran sus síntomas y su vivencia, ocupados quizá por la petición de una prueba diagnóstica, por una receta (que intuyó como un fármaco experimental) y por una cita meses después. Dudas y preguntas acerca de esta visita, en el porqué una prueba y un fármaco sin apenas haber expresado lo que era “su historia”… con la propuesta de una visita más a por los resultados de la prueba pero… sin tomar el fármaco. Dudé si lo que quería era (re)aprobación de esa propuesta o simplemente compartirlo.

Unos días después, la llamada del médico que la atendió aportó el punto-y-seguido a esta historia. Una segunda versión de aquel encuentro y, entre otras cosas, sobre la mesa un si no hace lo propuesto, seguimiento en atención primaria …(…)”.

Esta historia dibujó el séptimo símbolo de esta serie, que queda englobado en el poder de las historias compartidas entre persona-profesional y persona-paciente, de la cual pueden surgir hilos, que unen o distancian, por flecos como los prejuicios, el quehacer, las sensaciones, los deberes, las palabras o los silencios… 

Y el reto de cómo en este lío de atar y desatar hilos entre la introspección y la empatía, entre el aconsejar y el imponer, no llegar a perder la sonrisa (esbozada o no). 

La sonrisa como símbolo lo emocional, que engloba los cambios interiores con expresiones corporales.

Que suma.

No sólo en este escenario bañado de asincronías entre  profesionales  y pacientes, también en las consultas de sabores amargos, de incertidumbres varia(da)s, de otras realidades… porque quizá no se trata de llegar al etiquetaje de quién es ¿rebelde, difícil?…sino el aquí estamos ante la complejidad de la vida, sin manual de instrucciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s