Salud mental y prevención cuaternaria. Topografías de un equilibrista sin cornisa.

4065325798_958884e4a6_mPorque siempre nos faltará tiempo, porque la etiqueta de prescripción inducida se creó para utilizarla, porque nos acompaña el cambio “social” donde expectativas y realidades parecen jugar al desencuentro, porque “los otros” podría ser una permanente variable de confusión, porque el paciente puede llegar a convertirse en un cuasiextraño, por el exceso de todo en nuestro quehacer… Por todo eso y mucho más… quizá sea una necesidad el detenerse a pensar qué podemos hacer (o dejar de hacer) en nuestro pequeño-mediano o grande campo de acción.

La lista de porqués intenta recoger las razones por las que nos planteamos en mi centro, hace unos meses, un cambio en el quehacer en general y en el de la salud mental en particular. Quizá ahora más teñido por los llamados malestares de la vida y su riesgo de medicalización (entendida no sólo como la dependiente de una prescripción farmacológica).

Tras semanas perfilando inquietudes, expectativas, dudas, casos reales…  fue el pasado día 30 de noviembre cuando tuvimos la primera sesión presencial titulada “Salud Mental y Prevención Cuaternaria. Topografías de un equilibrista sin cornisa” con la participación de Alberto Ortiz, psiquiatra, que ha trabajado en la línea de prevención cuaternaria y salud mental con su especial “indicación de no-tratamiento”.

Quería compartir con vosotros algunas ideas de lo escuchado, por si pudieran ser útiles en la búsqueda de ese otro quehacer:

– Activar una cámara que nos acompañe y nos plantee un quehacer desde el “yo profesional” y no desde “el yo social”.

– Toda intervención implica daños. En general, los beneficios superan a los riesgos y a los daños… pero siempre están ahí.

– Desplazar el furor curandis hacia la balanza beneficio-riesgo en cada intervención, valorando la  indicación de no-tratamiento.

– Algunos ingredientes importantes para llevar a cabo esta indicación de no-tratamiento son: la escucha, hacer llegar que escuchamos para después construir – deconstruir su historia y darle su significado.

– Una alternativa para navegar de síntomas hasta el problema real de índole no-bio es practicar la medicina basada en la narrativa.

– La conciencia de enfermedad en el paciente puede no llegar con el paso del tiempo pero siempre podemos acompañar – cuidar…

– Curamos, cuidamos, acompañamos… y también podemos decepcionar a los pacientes. Tener disponibilidad de recursos no implica gestionarlos según expectativas y demandas; saber decir No… o la llamada ética de la negativa.

–  En la práctica de la prevención cuaternaria tiene cabida el compartir con el paciente nuestras limitaciones en cuanto a conocimientos científicos o la llamada ética de la ignorancia.

Y aquí disponible la bibliografía propuesta para lectura previa a la sesión:

1.- Libro “Acciones de Salud Mental en la Comunidad

2.- Iatrogenia y prevención cuaternaria en Salud Mental.

3.- Preventive Psychiatry Can Be Bad for Our Health

4.- Los profesionales de salud mental y el tratamiento del malestar.

5.- Trastornos mentales comunes: manual de orientación

6.- Ya es primavera en Salud Mental.

7.- La derivación a salud mental de pacientes sin un trastorno psíquico diagnosticable.

8.- A propósito de un garabato de Marc Joumelle.

9.- Significado de las demandas menores en Salud Mental.

10.- ¿Enfermos de Salud?.

11.- Prevención cuaternaria para principiantes.

 

Un placer poder compartir esta sesión con profesionales como Alberto Ortiz, del que diría que transmite que las cosas pueden mejorar y que el cambio puede comenzar por uno mismo…

Fotografía de C*ligeia

 

8 pensamientos en “Salud mental y prevención cuaternaria. Topografías de un equilibrista sin cornisa.

  1. Extraordinario!!
    Me alegra verte aparecer por MedFam y mucho mas con una reseña como esta.
    Me recuerda a la epoca de otro psiquiatra ahora ya jubilado, Jorge Tizón desde el barrio y centro de dsalud en La Mina (Barcelona)
    Solo unas preguntas: 1-que circunstancias se han dado en tu centro y en las “personas” para esa sesion? 2-que ha cambiado (o esperais que cambie)? 3-que modelo de trabajo puede implementar esas reflexiones? 4-solo cambiaran aquellos que ya estaban dispuesto a hacerlo? 5-Notais un cambio en el uso de medicacion “psi” despues de la sesion?
    Y otras que dejo en el tintero.
    Excelentes las referencias y TODAS de libre acceso
    Muchas gracias
    Jose Antonio Tous Olagorta

    Me gusta

    • Hola Jose Antonio,

      respondo (con retraso) a tus preguntas:

      1-que circunstancias se han dado en tu centro y en las “personas” para esa sesion? — es un centro de apertura reciente (2009) y durante este tiempo se han ido creando diferentes grupos de trabajo donde participan diferentes profesionales (enfermería, trabajo social, medicina, administrativos). Hay desde gestión de la demanda, calidad, patología aguda – crónica, comunitaria y salud mental entre otros. No estuve desde los inicios pero diría que entre los principales objetivos es tender a una práctica clínica con menor intervariabilidad profesional y “el dejar de hacer para poder hacer”, entre otros.

      2-que ha cambiado (o esperais que cambie)? – en concreto en salud mental nos preocupaba la tendencia a medicalización de motivos de consulta que se derivan de grietas sociales (y aquí entra lo familiar, laboral, económico, la individualización etc…) y tender a un equilibrio entre lo bio y lo psico (de la era de lo bio pareciera haberse transformado en todo psico…). Conseguir algunos cambios pero primero comenzar con la reflexión de que no (siempre) todo ha de pasar por la consulta ni tenemos que actuar-ordenar-dirigir.

      3-que modelo de trabajo puede implementar esas reflexiones? — estamos en ello.

      4-solo cambiaran aquellos que ya estaban dispuesto a hacerlo? — Contar con la tendencia de que quizá los “más sensibilizados” son aquellos que tenderán a conseguir el cambio es algo, a priori, que parece lógico. Pero supongo que supone más estimulante y un reto diferente conseguir que cada uno encuentre su hueco de aportación y de aprendizaje de forma que la heterogeneidad sume y no reste. Supongo que no es fácil dar rumbo a una propuesta de trabajo con expectativas, realidad, intereses y afinidades variadas, pero ahí está sobre la mesa. Y el comienzo con una sesión presencial y la predisposición de profesionales como A. Ortiz abren nuevos caminos, creo.

      5-Notais un cambio en el uso de medicacion “psi” despues de la sesion? — no se ha evaluado, no sé si se evaluará y dudo que ante una sóla sesión haya cambio. Quizá sí que se hace presente una de las conclusiones de la sesión: el hecho de que nuestras intervenciones (desde la palabra, pasando por la indicación de tratamiento farmacológico o la derivación) pueden tener efectos secundarios no beneficiosos para el paciente.

      No sé si he respondido a tus dudas.

      Gracias por tu interés.

      Un saludo y feliz año.

      Elena

      Me gusta

      • Dame unos dias para re-responderte.
        Ultimamente estoy exceptico con la formacion a secas sin proponer un cambio de paradigma o dando las condiciones para que se produzca.
        Me sigue alegrando tu presencia
        Otro saludo y mismo deseo para el 2013
        Jose Antonio

        Me gusta

  2. Hola Elena!

    Hoy precisamente hemos tratado el tema de las etiquetas en clase de Juan. Las etiquetas como (pre)opiniones y prejuicios que ya dadas, de modo que no nos planteamos, no pensamos. Automatizamos mensajes y percepciones.

    Las etiquetas como herramienta de control social y poder….da mucho que pensar.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • Hola Ana,

      sí… ya comentamos que una de mis percepciones es el poder estigmatizador de algunas “etiquetas” y cómo en nuestro quehacer diario de la búsqueda heroica del diagnóstico pueden pasarnos desapercibidas. Alguna vez he pensado en hacer una lista de las que para mí desde el otro lado de la mesa lo son y construir una lista con las que piensan/las sientes desde el otro lado.
      Seguro que el enfoque más desenfocado (sociológico) de Juan aporta matices interesantes.

      Gracias por tus letras.

      Un abrazo

      Me gusta

      • Elena, Ilusion leerte otra vez. Las referencias del equilibrista sin cornisa muy buenas. Los enlaces de la 10 y 11 no funcionan (aunque se pueden conseguir facil buscandolos en Google o similar) La referencia 8 de Joumelle y los garabatos…(Jamoulle!!)…no la encuentro. Podrias facilitarla? Saludos Jose Antonio Tous Olagorta

        Me gusta

      • Hola Jose Antonio,

        te envío por correo el texto de Jamoulle. Pertenece a un texto que elaboró para un seminario sobre prevención cuaternaria que se celebró en Buenos Aires el pasado 2012. Me inscribí virtualmente y fue parte de la bibliografía que circuló.

        Un saludo

        Elena

        Me gusta

  3. Pingback: Mujer, salud percibida y medicinas "alternativas" » AraInfo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s