símbolos en atención primaria (12): profesionalismo

El amanecer los alcanza en plena discusión. Los ánimos están algo exaltados.


El Escéptico: Sigo pensando que te lo inventas. El otro lado no existe. Son cuentos de viejas para asustar a los niños y a los imbéciles.

El Creyente: Y yo te digo que los he visto. Una vez, fugazmente. Pero son horribles. Nada nos une a ellos…

El asustadizo: Basta. No quiero seguir escuchándoos. Esas son cosas con las que no hay que jugar.

El incauto: Pues yo he leído que es posible comunicarse con ellos. Podríamos probarlo…

Un ruido llega desde el pasillo. Todos se desvanecen en el aire.

(Distorsiones de David Roas)

 

El día a día es posible gracias a las personas visibles y no visibles. A pesar de que no son todos los que están, ni están todos los que son (por elección, o no).

El día a día del Sistema Sanitario,  generalmente (sobre)ocupado con estrategias de control y de burocracia donde pareciera que surgen perfiles en los que el silencio y la resistencia implican una débil vinculación.

Las grietas entre posiciones jerárquicas, entre conflictos y alternativas… nublan el objetivo que debería suponer el equilibrio entre la calidad del trabajo y el servicio prestado. ES quizá en estos tiempos recortados donde la búsqueda de una asistencia sanitaria congruente con la sociedades complejas contemporáneas, es más necesaria que nunca.

El espíritu asertivo de la Atención Primaria en búsqueda del profesionalismo, como doceavo símbolo.

Un pensamiento en “símbolos en atención primaria (12): profesionalismo

  1. Verse a uno mismo y al otro intentando compartir un problema por si pudiese solucionarse, reproducir el registro narrativo con apoyo audiovisual, permite apagar el reproductor cuando se oyen pasos por el pasillo, forma parte del profesionalismo analizar el material y no descuidar el presente.
    Supongo cine y sueños representan una parte observable y reproducible, expresable y por tanto analizable, lo que quizas permita retomar el cálculo diferencial para algunas caracterizaciones y observar sus variaciones desde otra perspectiva, ni de uno, ni de otro, sino de la discrepancia de su observación registrada.
    Esa diversidad originada en un compartir nuclea en torno lo observado el centro de masas del objeto. (Si bien parece una reflexión, self, mas que un comentario, profesional). Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s