La curiosidad

curiosidad

Hay rutinas que se han​ ido instalando, de forma inconsciente, con el paso del tiempo. Una de ellas es la de elaborar listas. Podría reconocer que tengo algunas fechas marcadas en el calendario propicias para la lista de deseos y nuevos propósitos. Aunque las oportunidades de ir sumando guiones a esta listas son impredecibles.

Llega el final del A​ño: una de esas fechas señaladas. En la nueva lista me atrevo a añadir el deseo de que la curiosidad acompañe mis días (y mis noches). La curiosidad (casi) eterna, como el Mar que describe el poeta José Emilio Pacheco en estos versos:

 “Digamos que no tiene comienzo el mar

Empieza donde lo hallas por vez primera

y te sale al encuentro por todas partes”

Deseo la curiosidad como antídoto de la mirada reduccionista que intenta entender la complejidad como una expresión mecánica y determinista de componentes físicos y ​químicos. La curiosidad que se conjuga con la lógica del ensayo y el error en un escenario de realidad titubeante.

Dudo si la curiosidad está pre-​determinada a envejecer. Desconozco ​si existe algún método preventivo probado si tal envejecimiento existe.

​Sobre curiosidad y medicina descubrí este año un texto sugerente, publicado hace más de diez años en la serie de artículos de “On being a doctor” de la revista Annals of Internal of Medicine. El autor del artículo planteaba el peligro de extinción de la curiosidad partiendo de su experiencia como docente en la Universidad. En sus tres hojas podemos encontrar algunas ideas relevantes como son: sus dudas sobre si se puede enseñar a ser curioso y el método para ello, los condicionantes que pueden implicar un caldo de cultivo o sobre aquellos que ponen en riesgo su existencia así como el esbozo de los efectos de su puesta en práctica.

La curiosidad como guión de la lista de deseos.

 La curiosidad como un valor en nuestro quehacer clínico (y de la vida).

4 pensamientos en “La curiosidad

  1. La curiosidad, mató al gato. No la pierdas nunca. Te hace hermosa, deseada, atractiva, misteriosa…y yo, sin conocerte aún en persona. En mi lista, que tambien hago, te vuelvo a apuntar. En mi último año universitario, polemucé con otros compañeros esa pérdida, la curiosidad a la que yo añadí otra: la pérdida del disfrute por conocer, por saber. Feliz, si cabe, 2015 y que podamos cumplr nuestras listas

    Me gusta

  2. El grito de la polémica era: A dónde se ha ido la curiosidad? El 31/12/2014 12:19, “Jose Antonio Tous Olagorta” escribió:

    > La curiosidad, mató al gato. > No la pierdas nunca. Te hace hermosa, deseada, atractiva, misteriosa…y > yo, sin conocerte aún en persona. > En mi lista, que tambien hago, te vuelvo a apuntar. > En mi último año universitario, polemucé con otros compañeros esa pérdida, > la curiosidad a la que yo añadí otra: la pérdida del disfrute por conocer, > por saber. > Feliz, si cabe, 2015 y que podamos cumplr nuestras listas

    Me gusta

  3. Por cierto, podrias poner el acceso al documento pero libre/free? Gracias Jose Antonio Tous Olagorta

    El 31 de diciembre de 2014, 13:02, Jose Antonio Tous Olagorta escribió:

    > El grito de la polémica era: A dónde se ha ido la curiosidad? > El 31/12/2014 12:19, “Jose Antonio Tous Olagorta” > escribió: > > La curiosidad, mató al gato. >> No la pierdas nunca. Te hace hermosa, deseada, atractiva, misteriosa…y >> yo, sin conocerte aún en persona. >> En mi lista, que tambien hago, te vuelvo a apuntar. >> En mi último año universitario, polemucé con otros compañeros esa >> pérdida, la curiosidad a la que yo añadí otra: la pérdida del disfrute por >> conocer, por saber. >> Feliz, si cabe, 2015 y que podamos cumplr nuestras listas

    Me gusta

  4. Al final lo pude conseguir via Mexico, UNAM, con mi hermano. Delicioso articulo y en la.linea de lo que he polemizado como te conté en el mensaje anterior: la curiosidad o bien ha muerto o está gravemente enferma. Añadiria a sus causas los protocolos y las guias cerradas. A la necesidad (y mayor comodidad y facilidad) para actuar antes que pensar, al miedo al error en la cultura del castigo. Para hacer una sesion clinica tu que todavia las haces!! Buenos reyes!! El 31/12/2014 16:54, “Jose Antonio Tous Olagorta” escribió:

    > Por cierto, podrias poner el acceso al documento pero libre/free? > Gracias > Jose Antonio Tous Olagorta > > El 31 de diciembre de 2014, 13:02, Jose Antonio Tous Olagorta jtouso@gmail.com> escribió: > >> El grito de la polémica era: A dónde se ha ido la curiosidad? >> El 31/12/2014 12:19, “Jose Antonio Tous Olagorta” >> escribió: >> >> La curiosidad, mató al gato. >>> No la pierdas nunca. Te hace hermosa, deseada, atractiva, misteriosa…y >>> yo, sin conocerte aún en persona. >>> En mi lista, que tambien hago, te vuelvo a apuntar. >>> En mi último año universitario, polemucé con otros compañeros esa >>> pérdida, la curiosidad a la que yo añadí otra: la pérdida del disfrute por >>> conocer, por saber. >>> Feliz, si cabe, 2015 y que podamos cumplr nuestras listas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s